jueves, 24 de junio de 2010

De la 'vergogna' a los 'japohawks'

Por Antonio Caballero.
Hoy, hemos disfrutado de una tarde muy productiva en lo que al mundial se refiere. Como se suele decir, ha sido una tarde de sentarse en el sillón y empaparse de los diferentes encuentros que en Sudáfrica se jugaban.

Como bien dice el título del artículo, hemos pasado de la vergüenza a los goles de falta. O lo que es lo mismo: de la derrota de Italia frente a Eslovaquia a los lanzamientos de falta de Japón que han servido para ganar a Dinamarca.

Primero, a eso de las cuatro de las tarde, comenzaba el partido que enfrentaba a la selección de Marcello Lippi contra el novato combinado eslovaco. La cosa se ponía mal para los transalpinos cuando, Eslovaquia, por medio de Vittek, jugador del Ankaragücü, se adelantaba en dos ocasiones. Tras esos goles, Di Natale, Capocannoniere de esta temporada en la Serie A, recortó distancias y Fabio Quagliarella, anotó el tanto del empate, aunque fue anulado por un riguroso fuera de juego.

Con los italianos intentándolo, Kamil Kopunek se plantó frente a Marchetti en el minuto 89 y marcó el tercer gol eslovaco. La tragedia acechaba a los hombres dirigidos por Lippi y Quagliarella consiguió un precioso tanto, mandando el Jabulani a un lugar donde le fue imposible llegar a Jan Mucha, portero eslovaco.

Pitado el final, los medios de comunicación italianos dedicaban palabras de "cariño" a sus jugadores tales como 'vergogna' o ridículo. Ahora, como en Francia, comienza una nueva etapa con Prandelli, ex entrenador de la Fiorentina, como nuevo seleccionador de la azzurra.

Y después llegó Japón. Y llegó Honda. Desde el día que supe de su existencia como futbolista, cuando jugaba en el VVV-Venlo en Holanda, he seguido su progresión y cada día, me ha gustado más. Los seguidores del Sevilla, tendrán un mal recuerdo suyo, ya que un gol de Honda, hizo que el conjunto del Nervión, cayese eliminado de la Champions en octavos.

Pues hoy, Honda, ha realizado un gran partido, consiguiendo incluso marcar un golazo de falta (o como yo lo he bautizado, 'japohawk', imitando al lanzamiento de falta de Cristiano Ronaldo) aunque eso sí, ayudado por los extraños que realiza el famoso Jabulani. Pero no fue lo único que hizo en todo el partido, ya que, tras una gran jugada en el último minuto, cedió el balón a su compañero Shinji Okazaki , que marcó el tercero para la selección nipona.

Japón, superó a Dinamarca tanto en el plano físico como en el de posesión del balón, y eso se vió reflejado en el marcador. Endo, con un libre directo en el minuto 30, consiguió un gran gol. Por su parte, Tomasson, ex del Villarreal, lanzó un penalti muy riguroso, y aunque lo falló, anotó el rechace.

De esa forma, Japón jugará contra Paraguay, que ha empatado contra Nueva Zelanda, y Holanda se enfrentará a Eslovaquia.

2 comentarios:

FI dijo...

En el primer gol japonés, el de Honda, colaboró en demasía el arquero.

Villaverde 93 dijo...

Brillantes los Japos,los Italianos...mejor no hablar de ellos.

Saludos crack desde Fútbol De Etiqueta

El Rincón Del Ojeador